Slide background
Slide background
Slide background

Proyecto

Bienestar subjetivo y alimentación en estudiantes de universidades del Consejo de Rectores, un estudio longitudinal.

Fondecyt N° 1130165

Este proyecto consiste en el seguimiento por tres años, del 2013 al 2015, a estudiantes universitarios de diferentes carreras, niveles de avance curricular y universidades de Chile. El objetivo general es establecer la relación entre el bienestar subjetivo y la alimentación, y los cambios producidos en estos y otros aspectos de la vida por el avance en la carrera universitaria.
Los estudiantes participantes en esta investigación pertenecen a cinco Universidades del Consejo de Rectores (CRUCH): Universidad de Tarapacá (UTA), Universidad de Chile (UCH), Universidad de Talca (UTAL), Universidad de La Frontera (UFRO) y Universidad de Magallanes (UMAG).
La base de este proyecto la constituye el concepto de bienestar subjetivo, el cual está conformado por dos componentes esenciales: la satisfacción con la vida y la felicidad. La satisfacción con la vida es un juicio cognitivo acerca de la vida, de manera global o por aspectos o dominios específicos de ésta (familia, amigos, trabajo, estudios), mientras que la felicidad es el componente afectivo, el grado en que se experimentan sentimientos positivos.
El periodo de estudios universitarios suele ser el momento en que los jóvenes asumen por primera vez la responsabilidad de su alimentación, por lo que se convierte en una etapa crítica para el desarrollo de hábitos alimentarios que repercutirán en su salud a futuro. Una alta proporción de estudiantes tiene dietas poco saludables, caracterizadas por un excesivo consumo de alimentos altos en grasa, azúcares y sal; saltarse frecuentemente comidas; dedicar poco tiempo para alimentarse; comer entre horas; ingesta de comida rápida y de bebidas gaseosas; bajo consumo de frutas y verduras, y de fibra; y frecuente consumo de alcohol.
Todo esto se traduce en un aumento de peso y grasa, y en factores de riesgo para desarrollar enfermedades crónicas a mediano y largo plazo. A esto se suma la presión social, cultural y publicitaria, y los regímenes de adelgazamiento para adaptarse a los cánones de belleza imperantes, es decir, mantener o conseguir una imagen corporal delgada, sobre todo en las mujeres, aunque también ocurre en hombres. Ello afecta la autoestima y la autopercepción de la imagen corporal, contribuyendo al desarrollo de varios trastornos alimentarios y otras conductas de riesgo.
La alimentación no sólo constituye un medio de satisfacción de las necesidades básicas de nutrición. Estudiar la satisfacción vital en jóvenes, a nivel global y en dominios de importancia como la alimentación, es relevante porque una alta satisfacción con la vida tiene un efecto amortiguador frente a las consecuencias negativas del estrés, problemas psicológicos y diversos trastornos. Por esto, identificar aquellas variables que influyen positivamente en la satisfacción con la vida a una edad temprana puede permitir la prevención de problemas en la edad adulta.
Como resultado global de esta investigación, se logra una mirada amplia de los cambios que se producen en la satisfacción con la vida y con la alimentación a través del tiempo que los estudiantes permanecen en la universidad. Estos cambios se relacionan con el estado y la percepción de la salud, los hábitos alimentarios, características socio-demográficas, la discrepancia del yo (lo que una persona es versus lo que espera o quiere ser), y las actitudes hacia la compra de alimentos. Se busca así validar empíricamente un modelo explicativo que integre los hallazgos anteriores, teniendo en cuenta la edad, género y nivel socioeconómico de las personas que asisten a la universidad.

Metodología

La metodología de este proyecto consideró dos etapas. La primera, de carácter cualitativo-situacional, se orientó a determinar construcciones de sentido en torno a la relación entre bienestar subjetivo y alimentación y, cómo evolucionó durante la formación universitaria. Para ello se realizaron entrevistas grupales e individuales con estudiantes de Temuco, al inicio y al término de la investigación. En la segunda etapa, de carácter cuantitativo longitudinal, se aplicaron encuestas personales a estudiantes que en 2013 estaban en primer o tercer año, en cinco universidades del CRUCH. Estos estudiantes respondieron la encuesta en dos momentos del año durante los tres años del proyecto.
Como instrumento de recogida de información se utilizó un cuestionario con nueve escalas:
  1. Satisfacción con la vida
  2. Satisfacción con la alimentación
  3. Felicidad subjetiva
  4. Índice de calidad de vida relativo a la salud
  5. Discrepancia del yo
  6. Escala revisada de restricción alimentaria
  7. Escala multidimensional de satisfacción con la vida en estudiantes
  8. Escala revisada de actitudes hacia la compra de alimentos
  9. Escala de interés por la nutrición.

Equipo de investigación

El equipo de investigación de este proyecto está conformado por académicos de la Universidad de La Frontera:

Colaboradores

Dr. Klaus Grunert – MAPP Centre for Research on Customer Relations in the Food Sector [Centro MAPP para investigación sobre relaciones del consumidor en el sector alimentario]. Universidad de Aarhus, Aarhus, Dinamarca. Perfil y CV.

Dra. Mercedes Sánchez – Departamento de Gestión de Empresas, Universidad Pública de Navarra, Navarra, España. Perfil y CV

Asimismo, el equipo de investigación agradece a los directores de carrera y académicos en las Universidades participantes: UTA, UCH, UTAL, UFRO y UMAG, por su apoyo en el levantamiento de datos a lo largo del proyecto.

Resultados

Resultados más relevantes por año

Los resultados del primer año del proyecto (2013) sugieren que los estudiantes están más satisfechos con su vida que con su alimentación. Paralelamente, es posible indicar que la satisfacción con la alimentación se relaciona directamente con la satisfacción con la vida. A su vez, ambas se asocian con la felicidad, la salud, la familia, el ambiente de residencia, la discrepancia del yo, y la importancia asignada a la alimentación para el bienestar personal. Una mayor satisfacción con la vida y con la alimentación se asocia con prácticas saludables (ejercicio, mayor frecuencia de consumo de frutas y verduras), mientras una menor satisfacción se asocia con una mayor frecuencia de consumo de bebidas alcohólicas, mayor índice de masa corporal (IMC) y fluctuaciones de peso. Si bien no se observan cambios importantes en los niveles de satisfacción con la vida y la alimentación entre ambas aplicaciones, se detectaron algunos cambios que pudieran estar relacionados con la época de la segunda aplicación, el fin del segundo semestre: menor consumo de verduras, restricciones de alimentos por motivos de salud, menor frecuencia de comidas en el hogar y con la familia, y mayor preocupación por la dieta y fluctuaciones de peso, que podrían asociarse al mayor nivel de estrés que conlleva la finalización del año.
Los resultados del segundo año (2014) confirman que los estudiantes están más satisfechos con su vida que con su alimentación, a la vez que se confirma la relación positiva entre ambas. También se confirma que la satisfacción con la vida y la alimentación se asocian con la felicidad, la salud, la familia, la discrepancia del yo, la importancia asignada a la alimentación para el bienestar personal, la percepción de su actual alimentación respecto a la enseñanza media y con algunos hábitos alimentarios. Sin embargo, en 2014 la frecuencia y tiempo disponible para las comidas en el hogar es menos relevante. Otro aspecto destacable es la relación de la satisfacción con la vida y alimentación con la salud física y no sólo con la salud mental, como en 2013. Una mayor satisfacción con la vida y con la alimentación se asocian con una alimentación más saludable. Nuevamente, se observa una mayor preocupación por la dieta en la segunda aplicación anual, probablemente asociada a un mayor estrés y presión por la apariencia. La satisfacción con la vida se asocia positivamente con una menor tendencia a la compra compulsiva y al materialismo. La satisfacción con la alimentación se relaciona positivamente con una mayor racionalidad en la compra de alimentos.
Las cuatro aplicaciones de la encuesta sugieren que la satisfacción con la vida y la alimentación tienden a aumentar en el tiempo, probablemente asociadas a logros académicos y personales y a una mayor independencia del núcleo familiar.

Resultados reportados en artículos científicos

Los artículos publicados durante la realización de este proyecto destacan aspectos específicos de los resultados generales. Se reportan distintas tipologías de estudiantes, es decir, perfiles con diferentes características, como su satisfacción con la vida y la alimentación, su auto-percepción de salud, la clasificación de su estado nutricional (IMC), restricción alimentaria, importancia de la alimentación para el bienestar personal, interacción con su familia alrededor de la comida, entre otras. Estos perfiles permiten observar cómo se relacionan las diversas variables abordadas en este proyecto.
A través de entrevistas con estudiantes, se encontró que se consideran en buena medida satisfechos con su vida, y reportan como elementos que los hacen felices el compartir con familia y amigos, mantener un buen desempeño académico, tener tiempo para sí mismos y alcanzar sus metas y objetivos. Sin embargo, más de la mitad de los entrevistados declaró no sentirse satisfecho con sus hábitos alimenticios, mientras que su grado de felicidad al comer estaba en función de sensaciones placenteras asociadas, interacción social durante la comida y a la satisfacción de necesidades nutricionales.
A través de las encuestas, se encontró que aquellos estudiantes que viven con sus padres durante el periodo de estudios reportan hábitos de alimentación más saludables; mejor salud emocional y auto percepción de la salud; menor prevalencia de sobrepeso y obesidad; y una mayor satisfacción con la vida y la alimentación. Además, comen en casa con más frecuencia y consideran que la alimentación es importante para su bienestar. Estudiantes que reciben apoyo familiar en forma tangible (recursos económicos y materiales) reportan mayor satisfación con la vida y la alimentación, el componente cognitivo del bienestar. Estudiantes que reciben apoyo familiar intangible (cariño, comunicación), por su parte, reportan mayor felicidad, el componente afectivo del bienestar.
Mayores niveles de satisfacción con la vida y de felicidad se asocian a una mayor satisfacción con la alimentación, y al mismo tiempo ambas están vinculadas a una mejor salud física y mental. Entre los participantes, se destaca un grupo, tanto hombres como mujeres, que tiende a la restricción de alimentos y a realizar dietas.
A este grupo se le categoriza como dietantes crónicos. A pesar del control que buscan sobre su alimentación, estos estudiantes muestran más fluctuaciones de peso y aumento en el IMC que estudiantes que no hacen dieta, y al mismo tiempo reportan menores niveles de satisfacción con la vida y con la alimentación.

Publicaciones

  1. Hábitos alimentarios y bienestar subjetivo en estudiantes universitarios del sur de Chile. [enlace a sitio] [DOI]

Berta Schnettler, Marianela Denegri, Horacio Miranda, José Sepúlveda, Ligia Orellana, Galo Paiva y Klaus G. Grunert.

Nutrición Hospitalaria, 2013, Vol. 28, No. 6, pp. 2221-2228.

  1. Bienestar subjetivo y satisfacción con la alimentación en estudiantes universitarios del sur de Chile: un estudio cualitativo. [Enlace a sitio]

Marianela Denegri Coria, Constanza García Jara, Nicolle González Rivera, Ligia Orellana Calderón, José Sepúlveda Maldonado, Berta Schnettler Morales.

Summa Psicológica UST, 2014, Vol. 11, No 1, pp. 51-63.

  1. Dietary restraint and subjective well-being in university students in Chile [Restricción alimentaria y bienestar subjetivo en estudiantes universitarios de Chile]. [Enlace a sitio] [DOI]

Berta Schnettler, Horacio Miranda, José Sepúlveda, Ligia Orellana, Soledad Etchebarne, Germán Lobos, Marcos Mora, Marianela Denegri and Klaus G. Grunert.

Nutrición Hospitalaria, 2014, Vol. 30, No. 2, pp. 453-461.

  1. Relationship between the domains of the Multidimensional Students’ Life Satisfaction Scale, satisfaction with food-related life and happiness in university students [Relación entre los dominios de la Escala multidimensional de satisfacción con la vida en estudiantes, satisfacción con la alimentación y felicidad en estudiantes universitarios]. [Enlace]

Berta Schnettler, Ligia Orellana, Germán Lobos, Horacio Miranda, José Sepúlveda, Soledad Etchebarne, Marcos Mora, Cristian Adasme-Berríos and Klaus G. Grunert.

Nutrición Hospitalaria, 2015, Vol. 31, No. 6, pp. 2752-2763.

  1. Eating habits and subjective well-being. A typology of students in Chilean state universities [Hábitos alimentarios y bienestar subjetivo. Una tipología de estudiantes en universidades estatales de Chile]. [Enlace a sitio]

Berta Schnettler, Horacio Miranda, Germán Lobos, Ligia Orellana, José Sepúlveda, Marianela Denegri, Soledad Etchebarne, Marcos Mora, Klaus G. Grunert.

Appetite, 2015, Vol. 89, pp. 203–214.

  1. Family Support and Subjective Well- Being: An Exploratory Study of University Students in Southern Chile [Apoyo familiar y bienestar subjetivo: un estudio exploratorio de estudiantes universitarios en el sur de Chile]. [Enlace a sitio]

Berta Schnettler, Marianela Denegri, Horacio Miranda, José Sepúlveda, Ligia Orellana, Galo Paiva & Klaus G. Grunert.

Social Indicators Research, 2015, Vol. 122, No. 3, pp. 833-864.

Recomendaciones

Los hallazgos de este proyectos permitirán hacer recomendaciones a entidades gubernamentales y a las instituciones de educación superior, para contribuir al bienestar subjetivo de los estudiantes universitarios. La definición de distintos perfiles de estudiantes de acuerdo a aspectos antes mencionados permite detectar áreas específicas de intervención. Por ejemplo, aquellos estudiantes que no viven con sus padres, temporal o permanentemente, tendrán necesidades distintas a las de aquellos que aun viven con ellos, en términos de recursos materiales, apoyo social y hábitos alimentarios.
Dado que el ámbito de la alimentación impacta la satisfacción con la vida en su totalidad, es importante evitar realizar dietas y restricciones extremas de alimentos, y más bien mantener hábitos alimentarios saludables sostenidos en el tiempo. Estos hábitos alimentarios saludables son[1] :

 

¿Qué comer para estar más satisfechos con nuestra alimentación y con nuestra vida?

    • Consumir lácteos, de preferencia semidescremados o descremados, tres veces al día.
    • Comer al menos 2 platos de verduras y 3 frutas de distintos colores cada día.
    • Comer legumbres (porotos, garbanzos o lentejas) al menos dos veces por semana, en reemplazo de la carne.
    • Comer mínimo dos veces por semana pescado, cocido al horno, al vapor o a la plancha.
    • Limitar las grasas de origen animal y preferir carnes de pescado, pavo o pollo.
    • Preferir alimentos con menor contenido de grasas saturadas y colesterol. Esto implica elegir aceites vegetales, cocinar con menos aceites y preparar frituras una o dos veces al mes, y consumir grasas “saludables” como las que aportan las paltas, nueces y aceitunas.
    • Reducir el consumo de azúcar y sal.
    • Tomar de 6 a 8 vasos de agua al día.
0 Calorías diarias
recomendado
0 Vasos de agua
recomendado diario
0 Verduras
al día
0 Legumbres
por semana

[1] Fuente: Ministerio de Salud, a través de las Guía para una vida saludable y Guía de alimentación saludable y necesidades nutricionales del adulto, Disponibles respectivamente en Guía para una vida saludable y Guía de alimentación saludable y necesidades nutricionales del adulto.

Noticias Relacionadas

  • Estudiarán cómo hábitos alimenticios impactan en la satisfacción con la vida de los universitarios. [Enlace a sitio]
  • Salud, alimentación y satisfacción con la vida: los jóvenes también cuentan. [Enlace a sitio]
  • Proyecto FONDECYT de la Universidad de La Frontera estudiará cómo hábitos alimenticios impactan en la satisfacción con la vida de los universitarios. [Enlace a sitio]
  • Estudiarán los hábitos alimenticios de los estudiantes universitarios. [Enlace a sitio]
  • FONDECYT revela la relación entre hábitos alimentarios y bienestar en jóvenes universitarios. [Enlace a sitio]
  • Estudio UFRO revela relación entre hábitos alimentarios y bienestar en jóvenes universitarios. [Enlace a sitio]
  • Mejores hábitos alimenticios son reflejo de una mejor salud emocional. [Enlace a sitio]
  • Destacada docente expuso resultados encuesta sobre alimentación. [Enlace a sitio]
  • La alimentación, fundamental para una vida feliz. [Enlace a sitio]
  • Estudio UFRO revela que jóvenes universitarios realizan constantemente dietas poco saludables. [Enlace a sitio]
  • Experto entregó claves para entender comportamiento de consumidores y oportunidades del sector agroalimentario. [Enlace a sitio]
  • Experta española colabora con Fondecyt UFRO sobre bienestar y alimentación en estudiantes. [Enlace a sitio]
  • Estudio UFRO revela que jóvenes universitarios realizan constantemente dietas poco saludables. [Enlace a sitio]
  • Universitarios y alimentación: una difícil relación. [Enlace a sitio]